Ultimate: Un Completo y Exigente Entrenamiento Físico

Foto: Felipe Arias

Asistimos a un entrenamiento de este deporte, para conocer en persona todo el rigor físico que conlleva su práctica.

Lo que empezó  en Estados Unidos como un simple juego de lanzamiento de disco volador entre estudiantes universitarios durante los años 60, terminó por convertirse en un exigente deporte que con el paso del tiempo se fue profesionalizando y expandiendo por el mundo de forma exponencial, llegando incluso a Chile, donde desde el 2012 se disputa una liga dos veces al año.

Se trata del Ultimate frisbee, deporte competitivo  en el que dos equipos de 7 jugadores —los que pueden ser mixtos— se disputan la posesión del disco volador para avanzar hacia la zona rival, pasándoselo entre cada compañero, mientras el equipo contrario trata de impedirlo. El objetivo es obtener la mayor cantidad de puntos al capturar el disco dentro de la zona de anotación.

Para conocer más acerca de las exigencias físicas de este deporte, nos dirigimos hacia una de las  canchas  de pasto del Estadio Nacional, a las que se accede por Guillermo Mann, para participar de un entrenamiento  del club Gravedad Zero UC, uno de los cinco equipos de Santiago que animan la Liga Ultimate Chile.

Luego de recibir la invitación de Roberto Hanley, quien ha sido uno de los principales precursores del desarrollo de este deporte en Chile, al impulsar la fundación de la liga, y que actualmente es parte del equipo, me puse a repasar las reglas y a revisar algunos de los emocionantes compactos de las finales mundiales que abundan en Youtube. Quedándome clarísimo que la experiencia se venía durísima, pues como pude darme cuenta, las pausas  eran  mínimas.

Las canchas del Estadio Nacional son el lugar de entrenamiento para los fanáticos del disco. Foto: Felipe Arias

Las canchas del Estadio Nacional son el lugar de entrenamiento para los fanáticos del disco. Foto: Felipe Arias

A eso de las 19:30 horas, con la llegada de nueve integrantes del equipo, se dio inicio al entrenamiento. Partiendo un fuerte calentamiento de  unos quince minutos, en el que combinamos trote, saltos, piques cortos y elongaciones, para después dar paso a la ejecución de lanzamientos en parejas, donde traté de aprender, sin gran resultado, el lanzamiento denominado como forehand.

Tras lo cual,  realizamos  en repetidas ocasiones un arduo ejercicio que consistía en dar una decena de saltos, recibir el disco  y luego devolverlo, junto con la ejecución de un par de piques frontales de alrededor de 200 metros de distancia hacia donde estaban los jugadores que realizaban los lanzamientos que había que recepcionar, sumado a la realización de un pique lateral corto, para finalizar con quince flexiones de brazo.

Luego de una breve pausa para hidratarse, la jornada prosiguió con intensas y entretenidas  series, en las que además de dar un pase corto con el disco, había que recibirlo, lanzarlo a larga distancia a uno de los compañeros de entrenamiento que comenzaba a desplegar un fuerte pique para tratar de agarrar el disco en   el aire,  y  para posteriormente, terminar siendo uno  el que comenzaba a realizar el intenso pique para perseguir el vuelo del disco. «Por ahí va Felipe», me alentaba el entrenador luego de comenzar a tomarle la mano al lanzamiento conocido como backhand.

Continuamos con otro ejercicio, en el que fuimos alternando los roles de ataque y defensa, a través de un pique en el que dos personas trataban de interceptar antes que el otro el pase, siendo el atacante el que partía unos breves segundos antes que el defensor. Completadas las series, volvimos a hacer una nueva pausa para tomar agua, para finalmente disputar un entretenido e igualmente intenso partido amistoso, mientras el sol ya comenzaba a esconderse. Encuentro que disputé  sintiendo las piernas pesadísimas, y en el que pude darme cuenta de la real exigencia de este deporte.

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 11.10.45 a.m.

Se destaca la participación de jugadores extranjeros en equipos chilenos. Fotos: Felipe Arias

Se destaca la participación de jugadores extranjeros en equipos chilenos. Fotos: Felipe Arias

Para Alejandro Bell, el venezolano entrenador y capitán del equipo, Ultimate es una de las disciplinas más completas, al integrar ejercicios de reacción, provenientes del atletismo y del tenis; ejercicios  de saltos, sacados del vóleibol, del básquetbol y del atletismo; de velocidad, tomadas principalmente del atletismo; ejercicios de resistencia aérobica y anaeróbica; además de  ejercicios de resistencia al ácido lácticos, entre muchos otros.

De acuerdo a Alejandro, «la principal exigencia física en el Ultimate es la resistencia de tipo anaeróbica. La siguiente exigencia, es la capacidad de poder manejar los diferentes tipos de pases que se pueden realizar en el Ultimate, para eso es recomendable fortalecer los brazos y ante brazos, para poder realizar pases mas largos y precisos.También se necesita resistencia aeróbica, pero en una menor proporción».

Consultado acerca de los benificios a la salud que trae consigo su práctica, el entrenador de los Gravedad Zero UC no duda en afirmar que es tremendamente benficioso. «Se quema grasa, ayudando a tonificar el cuerpo. Ayuda a conseguir resistencia física para el día a día. Al realizar ejercicios de fortalecimiento, puedes olvidarte de dolores, por ejemplo de rodillas, ya que realizamos diversos ejercicios de fortalecimiento».

«Como ejemplo, tenemos una chica de otro equipo, que siempre jugaba con rodilleras y después de un día de juegos o de un torneo, sufría de las rodillas, realizó por una temporada un entrenamiento físico con nosotros y ya ha pasado un año de eso y no ha vuelto a sufrir de las rodillas ni usar rodilleras», asegura.

Finalmente, Alejandro deja la invitación abierta a participar del club y de sus entrenamientos, realizados los días martes y jueves a partir de las 19 horas en el Estadio Nacional. Solo hay que presentarse con zapatos con estoperoles, botella de agua, muchas ganas de aprender, y sobre todo la disposición de someterse a un duro y exigente entrenamiento físico.


Terreno de Juego

Un rectángulo de 110 metro de largo por 37 metros de ancho, dividido en tres zonas  diferenciadas: una zona central de 64 metros de largo, y dos zonas de anotación en los extremos, cada una de 23 metros de largo.

Reglas Básicas

  • No está permitido el contacto físico entre jugadores. Si lo hubiera, se incurriría en una falta.
  • No existe árbitro, los jugadores son quienes deben auto arbitrar el juego.
  • El disco debe ser desplazado únicamente mediante pases. Está prohibido hacerse autopase.
  • No se puede correr con el disco en las manos.
  • La persona que tiene el disco  en sus manos tiene 10 segundos para pasarlo.

Aprendiendo Algunos Movimientos Básicos

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 11.21.55 a.m. Captura de pantalla 2017-06-27 a las 11.22.10 a.m.

Ilustraciones: Valentina Sánchez

Esta entrevista aparece en la edición de Outside Chile, mayo-junio 2017

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services