Forjando a los Atletas del Futuro

(Felipe Arias)

La deteriorada pista de tierra del Estadio Municipal Roberto Bravo Santibáñez, emplazado en la ciudad de Melipilla, es el principal sitio de entrenamiento del Club Atlético Melipilla; institución deportiva cuya conformación se ha gestado bajo el alero del Taller Municipal de Atletismo, y la cual congrega a más de 60 niños y jóvenes provenientes de ocho colegios de la comuna.

Con giros por la desnivelada superficie terrosa, comienza el taller abierto del día martes, a las 17:30 horas en punto. Quince a veinte minutos de calentamiento son efectuados sagradamente al inicio de cada jornada por todos los deportistas, que en su mayoría asisten luego de haber finalizado sus respectivas clases.

Acompañando a los más pequeños en cada uno de sus trancos, está siempre el profesor Piñita, como le dicen cariñosamente a Esteban Piña, quien se encarga de dirigir los trabajos de los menores en base a lúdicos ejercicios que trabajan las habilidades motrices. La idea es que a través del juego vayan aprendiendo a correr con técnica.

Vamos a saltar, abriendo los brazos y las piernas— ordena el profe Piñita. El querido docente les muestra a sus alumnos cómo ejecutar el ejercicio a través de los circulares conos de colores que yacen en el pasto, a un par de metros del arco norte del recinto deportivo.  Ya visto el ejemplo, comienza la tanda de tijeras, acompañadas de risas y gritos de alegría, tal como si se tratase de un entretenido juego.

A cargo de los mayores, quienes ya cuentan con alguna que otra experiencia en torneos y competencias, se encuentra el mismo profesor de educación física, Esteban Piña.

Todos a las graderías— dispone Esteban. Se viene la rutina de saltos a pies juntos por los viejos tablones del estadio. Todos en fila comienzan a ascender hasta lo más alto, mientras el joven profesor corrige las posturas de más de uno de sus pupilos, que suben y bajan, mientras el sol comienza a descender detrás de la cumbre del cerro Sombrero.

Concluida la sesión, comienzan los trabajos de velocidad, a cargo del mismo Esteban, a lo largo y ancho de la pista; y los de salto largo, dirigidos por Nelson Gómez, apoderado del club.

(Felipe Arias)

(Felipe Arias)

Una carrera plagada de obstáculos

A Esteban, cuya pasión por el atletismo, en especial por el running, lo ha llevado a ser uno de los principales impulsores de este deporte a nivel comunal, y uno de los organizadores de una decena de eventos interescolares, así como una serie de corridas gratuitas por la ciudad.

«Esta iniciativa partió hace 4 años con un grupo de amigos que compartíamos este deporte y la necesidad de querer integrar a más personas formando niños para que pudieran vivir lo que nosotros vivíamos, y que tanto nos apasionaba. Lo más importante es que nuestros niños realicen deporte, independiente de que un día quieran conocer otra disciplina. Por supuesto que fue difícil el comienzo, pero logramos tener un taller que se enfocara en formar a los futuros deportistas de nuestra comuna», cuenta Esteban.

El actual profesor del colegio Melipilla, de donde egresó como alumno, rememora las dificultades que tuvieron que enfrentar para implementar el taller: «Al principio, fue el poco apoyo en lo material. Recibíamos dinero solo para costear los sueldos de los profesores, teníamos el estadio, la pista, pero no teníamos equipamiento para trabajar y así mejorar cosas fundamentales como la técnica o coordinación. Teníamos que inventar materiales: botellas con arena, pelotas con arena y conos de botella. Al final era un taller pobre, donde teníamos que usar el ingenio y ocupar espacios naturales para poder trabajar», recuerda.

Sin embargo, según Esteban, dichos impedimentos se transformaron en un aliciente para seguir efectuando su labor como docente. «Eso a uno lo enriquece como profesor, ya que te das cuenta que con una piedra se puede trabajar y también puedes sacar al mejor lanzador o corredor; mejorando su braceo con dos piedras, por ejemplo».

Precarias condiciones que fueron quedando atrás con la conformación del Club Atlético Melipilla, bajo el que se agrupan a todos los deportistas del taller. «Hoy en día, nos apoya la municipalidad entregando materiales y locomoción para los torneos. Y también tenemos personalidad jurídica con una directiva que trabaja día a día en los proyectos del Instituto Nacional del Deporte (IND) a los que estamos postulando», sostiene Esteban.

La familia como pilar de la formación de los deportistas

La directiva del club es conformada por los mismos apoderados del club, tal como Jorge Chamal, su actual presidente, quien participa activamente de los entrenamientos y competencias junto a sus dos hijos (Martín y Renata), al igual que lo hace Karen Riquelme, su vicepresidenta, en compañía de su marido y sus tres hijos (Cristián, Rosario y Tomás).

Para Jorge, el apoyo de los padres hacia los niños es sumamente importante durante el periodo de formación, pues en esta etapa «es donde debemos inculcarle los valores deportivos y de la vida, como la responsabilidad, perseverancia y lealtad. Además debemos estar siempre en sus momentos de alegría, y sobre todo en sus fracasos, que es cuando más nos necesitan. Así se sentirán mucho más seguros en lo que hacen».

(Felipe Arias)

(Felipe Arias)

Aquel compromiso de los padres con la formación deportiva de sus hijos, de acuerdo a Esteban, es una de las principales razones del crecimiento que han tenido como institución, así como el carácter lúdico de las clases, y las enriquecedoras experiencias que se generan a partir de las competencias:

«Existe una razón clara para explicar que se siga aumentando el número de deportistas, que es el apoyo de la familia, la que se preocupa de motivarlos y de darles un entorno propicio para su formación deportiva. Sumado a ello, si a los niños les estamos entregando buenos hábitos y valores como el respeto, la responsabilidad, la disciplina y el querer a sus compañeros como se quieren a sí mismos, ellos querrán que sus amigos también los reciban, y por tanto, los invitarán, y así suma y sigue», explica Esteban.

«También incide el carácter lúdico de las clases que se entregan, en las que el niño se ría, lo pase bien y conozca a través del juego este deporte. Eso los motiva a ir otro día y después a no querer faltar a sus clases. Y por último, participar en torneos en todos lados, independiente del resultado que tengan. Querer compartir con jóvenes de otras ciudades, viajar con sus amigos, eso les llama la atención. Son vivencias que se las cuentan a sus compañeros y que después quieren compartir con los que ya están en el club», sostiene.

Integrando a través del deporte

La pasión por el deporte en el Club Atlético Melipilla no sabe de religiones, colores, ni de clases socioeconómicas. Aquí, todos tienen cabida y así se puede evidenciar en la diversidad de sus integrantes que provienen del campo y de la ciudad, y quienes pertenecen a ocho establecimientos educacionales, tanto municipales como privados, donde se imparten diferentes religiones.

Vestidos con distintos uniformes, pero unidos por el atletismo, los estudiantes disfrutan de la integración que se genera formando amistades y respetando las diferencias con sus pares. Tal cual sucede con José Prado, colombiano de 12 años y alumno del Colegio Villa Logro. Colombia, como le llaman sus amigos, forma parte del club hace dos años, y reconoce sentirse plenamente respetado e integrado. Su sonrisa al hablar de su experiencia lo dice todo.

(Felipe Arias)

(Felipe Arias)

Precisamente, es aquel integrador contexto el que su presidente rescata como uno de los cimientos más trascendentes en la formación deportiva que  se imparte. «Personalmente, como padre, rescato la formación que entrega el club y el respeto por los demás, no importando condición o clase social. Se da un trato a todos por igual, inculcándose la lealtad hacia los compañeros y rivales. Yo creo que el gran premio para nuestros profesores es la sonrisa del niño», asevera.

La humildad ante todo

El trabajo desarrollado por los profesores melipillanos ha traído consigo una serie de réditos deportivos, traducidos en la obtención de una decena de medallas, podios y copas en diferentes torneos y carreras, lo que sin lugar a dudas, es visto con ojos positivos por todos los que integran esta asociación deportiva. Sin embargo, también se convierte en un gran desafío, pues los niños deben aprender a convivir con este éxito sin perder la humildad, tal como afirma Esteban:

«Esto es un trabajo muy difícil para todo profesor. El niño nace compitiendo con sus amigos en clases del colegio y donde esté. Tenemos que tener en claro que la ley de la vida fue una competencia. Pero se tiene que enseñar que es un juego, que lo más importante es que se ría y que sea feliz corriendo. Que las medallas no importan, lo importante es que se divierta. Ellos son unos ganadores al querer hacer deporte y dejar lo típico en casa como es la tecnología. El éxito de ellos, hoy en día, es estar en grupo, levantarse temprano y que puedan compartir vivencias», concluye.

(Felipe Arias)

(Felipe Arias)

En ese sentido, Esteban estima que el plan a futuro es que «los niños se mantengan en este deporte. Y de no ser así, que realicen otro, pero que se mantengan en su vida diaria practicando algo que los haga feliz. Son niños, por lo tanto, debemos entender que quieren conocer más cosas. Y con los que piensan que quieren mejorar aún más, llevarlos a todo tipo de torneos por todo el país.

El tiempo dirá si se cumplen los deseos del docente y si llega a cumplirse la promesa del actual Ministro del Deporte, Pablo Squella, quien visitó Melipilla en septiembre de 2017 para revisar y anunciar un proyecto de mejoras para el estadio. Una de ellas tiene que ver con la construcción de una pista atlética de verdad, hecho que cambiaría considerablemente las actuales condiciones en las que se  forman las futuras promesas del deporte melipillano.

Por ahora, los trabajos se encuentran abiertos para todos los que quieran conocer de cerca algunas de las disciplinas del atletismo que se imparten los días martes y viernes, de 17:30 a 19:00 horas, en las dependencias del deteriorado estadio.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services