Ascenso invernal al Mont Blanc

El 15 de marzo Juan Pablo Mohr emprendió rumbo a Francia junto al fotógrafo Juan Luis De Heeckeren, para alcanzar por segunda vez la cumbre del Mont Blanc.

Desde Chamonix nos llegan noticias sobre la ascensión invernal que ambos lograron, después de superar las difíciles condiciones de la montaña. Si bien el plan inicial era comenzar el ascenso hasta la cumbre del Mont Blanc el 23 de marzo, el pronóstico no era el más alentador, por lo que tuvieron que desistir de la idea y cambiar de planes para ir hasta la Aiguille du midi, aunque una vez arriba una tormenta que obstaculizaba la visibilidad les impidió continuar el ascenso, tomando la decisión de bajar a la mitad y buscar un buen lugar para armar el campamento. «Sabíamos que se venía una ventana de dos días con buen clima, por lo que decidimos volver a nuestro plan inicial de intentar el Mont blanc. Planeamos salir muy temprano al otro día para que estuviera toda la nieve más firme y así bajar las probabilidades de avalanchas en el sector. Cuando salimos hacía mucho frío y empezamos a abrir huella hacia el glaciar Le Bosson», relata Juan Pablo.

(Juan Luis De Heeckerenen)

(Juan Luis De Heeckeren)

Después de atravesar varias grietas llegaron al refugio de Le Grand Mullets, el que se encontraba cerrado, sin embargo pudieron dormir en una pieza de emergencia que se mantiene abierta durante todo el año. A las 03.30 horas abandonaron el refugio para atacar cumbre, con una temperatura agradable, que a medida que iba amaneciendo disminuyó considerablemente.

(Juan Luis De Heeckerenen)

(Juan Luis De Heeckeren)

«Sabíamos que teníamos que movernos rápido ya que estábamos en la zona más peligrosa de la ruta, esto por las caídas de seracs y avalanchas que habían en el sector. Una vez que cruzamos la zona peligrosa seguimos subiendo hasta un refugio de emergencia, Vallot Hut. Ahí tuvimos que dejar el splitboard y los esquíes para poder continuar, ya que no quedaba nieve, la ruta continuaba con puro hielo. Esta fue la parte más dura de la ruta porque la temperatura bajaba los -20 grados bajo cero y el hielo estaba muy duro. Una vez llegando a la cumbre donde hacían unos -25 ºc esperé a Juan Luis a que llegara y pudiéramos tomarnos las fotos de cumbre respectivas. Después bajamos con calma ya que era terreno muy empinado (55º-60º) luego cuando llegamos de vuelta a Vallot Hut tomamos los skis y el snowboard y bajamos andando hasta el refugio de Le Gran Mullets», finaliza Juan Pablo.

Después del ascenso invernal del Mont Blanc, Nepal recibe a Mohr por segunda vez, ahora para alcanzar la cumbre del Dhaulagiri, el próximo ocho mil que espera conquistar el chileno.

(Juan Luis De Heeckerenen)

(Juan Luis De Heeckeren)

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services