Armonía con la Tierra y en Comunidad

(Andes Guardianes)

Conversamos con Constanza Richards, directora de Andes Guardianes, una tienda y blog comprometida con la naturaleza y el bienestar.

Con el pasar de los años, la medicina natural y el cuidado del medioambiente han ido tomando fuerzas en nuestro país. Tanto así, que hoy existen una variedad de proyectos que intentan mostrar a las personas que se puede vivir en armonía con la tierra, sin tener que dejar de lado sus intereses. Junto a estas ideas se crea Andes Guardianes.

En el año 2016 Constanza Richards escribía en distintas webs y blogs, incluso compartía contenidos en sus redes sociales, pero llegó el día en que se dio cuenta que llevaba seis años colaborando con otros y no lo estaba haciendo para ella. «Necesitaba un espacio propio donde plasmar mi propia línea editorial, por así decirlo», recuerda Constanza. En la primera mitad del 2017 logró centrar todas las ideas con las que se sentía cómoda y que además englobaran sus intereses. «Mirando un mapa mientras asistía a una clase textil en el Museo de Arte Precolombino, pensé en lo que nos une como habitantes de Latinoamérica y lo vi clarito: la cordillera de los Andes. Es nuestro Guardián milenario, nos cuida, nos orienta, es fuente de agua, de vida, es todo», recuerda Constanza. Así nace el nombre de lo que hoy se ha convertido no solo en un blog, sino que en una fuente de información y compra de productos naturales

Se trata de una Botica que nace con la idea de comprender la salud de una manera distinta para reconectarse con la medicina de la tierra. Los productos van desde tónicos herbales anti estrés, antibióticos, digestivos, aceites de caléndula y remedios naturales para la menstruación, entre otros.

Todos estos productos son elavorados de manera artesanal y contienen principios activos botánicos, convirtiéndolos en medicinas potentes y efectivas. Para poder prepararlos, Constanza consulta un calendario de permacultura para la recolección de las hierbas, luego las compra en el huerto comunitario de la Ecoferia y va formando su stock de plantas para trabajar. Después sigue una tradición biodinámica, donde planifica el trabajo según las fases de la luna. Finalmente elabora los productos cosméticos y los tónicos, los envasa y los etiqueta, todo a mano y en tandas pequeñas. «El proceso en total puede tomar meses, pero estoy acostumbrada a hacer distintas actividades según la estación, por ejemplo, ahora que es verano, es momento de cosechar los mejores brotes y secar para el invierno», cuenta Richards quien durante todo el año pasado trabajó en solitario, sin embargo, hoy se está integrando al proyecto su hermana Ignacia, quien es partner de Constanza en apoyo, coordinación, actividades y temáticas outdoor y medioambientales.

Processed with VSCO with f2 preset

(Andes Guardianes)

A mediados del 2010 Constanza comenzó a conocer el mundo de las medicinas y productos naturales, pero se capacitó para hacerlos ella misma. Cuando estaba en quinto año de psicología, comenzó a estudiar en paralelo la carrera de Terapeuta Floral y Gemoterapia. El boca a boca entre sus amigos, estudiantes y familiares hizo crecer el proyecto. «Como había que formalizar, Taira Sedini, mi amiga que es diseñadora, me hizo unas etiquetas bonitas y funcionales. Así empezó todo, la Botica Andes Guardianes», cuenta Cota Richards, como la conocen sus seguidores en las redes sociales.

Cuando Constanza hizo la práctica de psicología en la unidad de psiquiatría de un Hospital Público, le llamó la atención que todo, desde el diálogo académico hasta las políticas públicas estaban orientados a la patología y el terreno de lo sintomático, sin dejar espacio para la prevención y el bienestar en sí. En este momento Constanza se dio cuenta que su desarrollo profesional estaría enfocado en trabajar para que las personas puedan vivir mejor, evitando el padecimiento en el área psicosocial que para ella «tiene mucho que ver con nuestro estilo de vida y con cómo nos vinculamos». Es por esto que considera que las bases de su trabajo en Andes se basan en su profesión, en una arista poco estudiada en Chile: «La psicología del bienestar».

El objetivo de Andes Guardianes es mostrar a las personas que se puede vivir en armonía con la tierra, crear comunidad, mover conciencias a través de lo que se aprende y comparte. «Estamos trabajando por un mundo mejor, por una sociedad más feliz y más en sintonía con sus necesidades reales, con su felicidad y bienestar», cuenta la directora de este proyecto. Es por esto que Constanza siempre está haciendo cursos y capacitaciones, la última que realizó el año pasado fue para ser Facilitadora de Círculos de Mujeres, lo que la ayuda a realizar talleres como los de este verano, «Ciclo Lunar, Ciclo Menstrual», que van enfocados a las mujeres.

Processed with VSCO with f2 preset

(Andes Guardianes)

Constanza antes había trabajado para marcas y empresas haciendo clases, capacitaciones, relatorías, talleres nacieron casi al mismo tiempo que Andes Guardianes. «Lo distinto ahora era poder elegir mis propios contenidos para enseñar y que las dinámicas grupales se desarrollaran de una forma más armónica». Finalmente lo que sería un trabajo esporádico terminó siendo de tiempo completo, haciendo clases y talleres para Andes Guardines y para emprendimientos como Bazar Verde y La Peluquerida en Santiago, además de Café Recreo en Viña.

Junto con estos talleres y todo el trabajo de Andes Guardianes, Constanza descubrió que los chilenos tienen mucho interés en la medicina natural. Para navidad muchas personas le encargaban productos para llevarlos de regalo y casi todos los estudiantes se llevaban algo extra al final de los talleres, «a algunos les gusta que los regaloneen y a pesar de haber asistido a la clase, le gusta comprarlos listos, hay de todo», comenta Constanza.

El mayor compromiso que tiene Andes Guardianes es con el medioambiente, educar y promover acciones fáciles de comprender y de realizar y compartir sobre consumo responsable, «Solo un cambio social y una reforma en nuestros patrones de consumo puede mover los cambios que necesitamos ver en la producción y economía», comenta Constanza. Empoderar a las personas a través del conocimiento es una de las razones por las que también se puede encontrar en la página web tres Ebooks donde se encuentran técnicas herbolarias básicas aplicadas a la elaboración de distintos productos como cosmética natural, snacks naturales y alimentación natural.

Processed with VSCO with f2 preset

(Andes Guardianes)

Este verano de 2018 Constanza se cambió de casa desde Santiago hasta Curicó, región del Maule, para poder pasar los meses estivales junto a su familia antes de viajar a Europa, donde va a profundizar sus estudios, armando también nuevos contenidos y alianzas con distintas marcas.

Mientras la directora de Andes Guardianes esté en Europa, su mamá y su hermana seguirán trabajando como boticarias elaborando todas  las medicinas, «no tengo problema con soltar ese rol y que lo tome un otro. En mi familia están más ecológicos, andan con su botellita metálica para todas partes, hablan de composteras y de desechos, reciclan, son lo máximo», dice Constanza. Por lo tanto, Andes Guardianes seguirá funcionando con entregas a lo largo de todo el país, además de nuevos contenidos de las experiencias de Constanza Richards, siempre ligados a lo natural.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services