Más Afuera: Un Tesoro Escondido

(Foto: Pato Mekis)

Hacia un destino que los llevó a surfear nuevas olas, en lugares inexplorados, los surfistas Federico y Patricio Mekis llegaron hasta el archipiélago Juan Fernández, sin embargo, ahí descubrieron un tesoro natural, lleno de especies endémicas y únicas que alberga uno de los lugares más puros del mundo: la isla Alejandro Selkirk, antes conocida como Más Afuera.

Fede y Pato Mekis han enfocado su vida en el deporte y el contacto con la naturaleza, en la montaña o el mar, es inevitable que no piensen en cómo cuidar esos recursos que hoy disfrutan, para que futuras generaciones también puedan hacerlo. Comprometidos con el medioambiente, ambos embajadores de la marca Patagonia han impulsado diferentes proyectos con la idea de crear conciencia sobre la protección de recursos naturales que hoy están siendo amenazados.

«Yo siempre me he visto como un puente de comunicación y la forma en que yo me pueda involucrar con proyectos medioambientales es porque creo que es lo más importante, el futuro está ahí, el futuro está en que cuidemos nuestros recursos», comenta Pato.

Lukas y Federico Mekis (Martín García de la Huerta)

Lukas y Federico Mekis (Martín García de la Huerta)

Inquietos por ir en busca de nuevas olas y aventuras que los llevó a descubrir un rincón nunca antes explorado, Pato y Fede llegaron hasta la isla Alejandro Selkirk. Ahí descubrieron un verdadero tesoro en medio de la nada y un lugar que necesita ser protegido, desde ahí nace el proyecto audiovisual Más Afuera.

Más Afuera

El archipiélago Juan Fernández está compuesto por tres islas, la principal de ellas es Robinson Crusoe, Santa Clara que es la más pequeña, y Alejandro Selkirk, antes conocida como Más afuera, ya que es el punto más alejado y aislado del archipiélago.

El acceso hacia la isla es difícil, ya que no existen botes de turismo y solo los pescadores pueden hacer el traslado, de esta manera, Pato y Fede se embarcaron en una aventura, junto al equipo que los acompañó, para finalmente llegar hasta la isla Alejandro Selkirk y sorprenderse con este pedazo de tierra que nace en medio de la nada.

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

Más Afuera es un documental que pretende hacer visible un proyecto de conservación que busca proteger una de las zonas más puras y únicas del mundo, además con el objetivo de ir en busca de una planta de la que no se tiene registro y que fue avistada por Ramón Schiller (uno de los guardaparques de Selkirk el año 2009) y también poder disfrutar de las olas que nunca antes alguien había surfeado.

El 60 % de las especies que habitan en las islas de Juan Fernández en el ecosistema terrestre, son endémicas, al igual que el 87% de lo que hay bajo el mar. Es por eso, que la importancia de proteger este lugar de la Tierra lo convierte en uno de los diez ecosistemas prioritarios a nivel mundial para la conservación.

La misma comunidad local se encarga de proteger los recursos que tienen, si bien la extracción de la langosta es el motor principal de Juan Fernández, actualmente es la única pesquería de pequeña escala que está certificada como sustentable, una de las pocas en el mundo, de forma que no agotan los recursos y permiten que la biomasa de la especie se mantenga.

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

Dentro del primer día, Fede y Pato alcanzaron esas olas inexploradas, en un mar turquesa, en medio de la nada, rodeados de lobos marinos que surfeaban a la par de ellos. «Fue increíble, es como el sueño de cualquier surfista, pillar la ola en esta idea de potenciar esta zona, de ayudar a esta comunidad. Es la idea, que más gente conozca Juan Fernández, que más gente conozca este proyecto», señala Pato.

Aunque el plan inicial era estar 14 días, lamentablemente Mateo Barrenengoa, quien formó parte de la dirección junto a

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

Patricio Mekis, tuvo un accidente el primer día, donde se fracturó la rodilla y el tobillo, por lo que tuvieron que acortar el viaje a siete días.

Así es que ahora el objetivo estaba en alcanzar la planta avistada por Ramón Schiller, Jefe de guardaparques de Conaf hace ocho años. La planta estaba por sobre los 50 metros en una pared de roca vertical, lo que dificultaba a los guardaparques del lugar acercarse, ya que las técnicas de escalada que ocupan son más simples. Es por eso que la misión de alcanzar la planta la tuvieron los escaladores Erick Vigoroux y Lukas Mekis, quienes formaban parte del equipo, sin embargo, las condiciones climáticas no permitieron continuar con el ascenso, quedando solo a cuatro metros de la planta. Desde ahí pudieron tomar fotos de esta, una especie no identificada ni común en el lugar.

Las condiciones climáticas no permitieron continuar con el ascenso, quedando solo a cuatro metros de la planta. (Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

Las condiciones climáticas no permitieron continuar con el ascenso, quedando solo a cuatro metros de la planta. (Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

El documental, que ya está disponible en internet, se estrenó en la isla Selkirk, donde los pescadores de allá fueron los primeros en verlo. Además ya se ha mostrado en 12 festivales internacionales y en el sur de nuestro país, obtuvo también premiación a mejor fotografía en la 10° versión del Festival Internacional de Cine de montaña y medio ambiente Lo Valdés.

«El mensaje es apoyar este proyecto de conservación de Juan Fernández, informarse un poco más, conocer este lugar —que es de todos los chilenos— invitar a la gente a apoyar las acciones que se están dando en la isla y apoyar a través de las ONG locales. La gracia de este proyecto es que se está poniendo el “parche antes de la herida”, está amenazado, pero se necesitan destinar recursos para que no se destruya. La gente de allá y que saben, te dicen que los próximos años son clave, y que hay tiempo y muchas posibilidades de arreglarlo, antes que se destruya el ecosistema», concluye Pato.

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

(Lukas Mekis y Martín García de la Huerta)

Hoy día la mayoría de las especies únicas del archipiélago Juan Fernández están en peligro de extinción y el presupuesto destinado para la conservación es de $17.000.000 al año, recursos que no son suficientes para proteger el ecosistema único de este lugar, uno de los lugares más puros en el mundo.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services