La Vida sobre Dos Ruedas

(Camilo Muñoz)

A los pies del San Cristóbal, llegó susan barraza quien Conversó junto a nosotros sobre su visión del ciclismo, su participación en la campaña Pedalea Por Ti y nos entregó recomendaciones básicas para iniciarse en este deporte: agregar kilómetros, ser felices y buscar asesoría de profesionales si es que queremos mejorar.

En 2012 comenzó a pedalear por primera vez, y en 2014 ya había logrado un nivel de entrenamiento que le permitió competir. Alpes en Panul fue una de sus primeras carreras en cross country olímpico, una modalidad de vueltas técnicas de entre 4 a 5 kilómetros. «Tenía un miedo asqueroso. Pero fui, me lancé y gané», recuerda Susan Barraza. «Ese fue el momento en que me picó el bichito de competir en cross country, una modalidad muy explosiva», agrega la ciclista.

Ahí se enamoró por el mountain bike. Luego compitió en ruta en el Trek Subaru, una carrera desafiante y bastante exigente donde, según Susan, no importa lo que diga el reloj ni las pulsaciones. También perteneció al equipo GT, estuvo auspiciada por ellos y cuando terminó el contrato conoció a los distribuidores de KM0 en Curicó. «Con ellos obtuve mis primeras bicicletas Specialized. De ahí me cambié con la misma marca acá en Santiago y luego me ofrecieron ser embajadora», relata.

No siempre se necesita de un corredor elite para dar a conocer una marca. También se requiere de alguien con quien la gente se pueda identificar. En este caso, impulsar a que todos pedaleen y que más mujeres se atrevan a andar en bicicleta. Y eso fue lo que Specialized vio en Susan para posicionarla como una de sus embajadoras más conocidas en redes sociales.

(Ricardo Paez)

(Ricardo Paez)

Y aunque ha competido incluso en carreras grupales, dice que ahora solo se dedica a cumplir su misión en Specialized Chile. «Me gusta porque como embajadora no tengo la obligación de participar en carreras. De hecho, muté un poco de esa modalidad competitiva y cambié la visión del ciclismo para practicar este deporte de manera más entretenida y libre», comenta.

Hoy y con la bicicleta a cuestas, Susan apuesta por conocer nuevos lugares. Esos son los desafíos que le gustan: llegar a un lugar único, al que nunca ha ido, y disfrutar cien por ciento del recorrido.

De hecho, nos comenta que generalmente asiste a competencias donde el tiempo se mide de forma referencial, por lo que la exigencia termina siendo algo mucho más personal. Además, dice que se encuentra interesada en participar del Gran Fondo Nueva York, una serie de carreras que se hacen por todo el mundo.

—¿Cómo han sido tus viajes en bicicleta?

La primera vez que viajé fue en julio del año pasado cuando decidí ir a Europa con una amiga. Pasamos de Londres a París junto a 30 o 40 mujeres de distintas partes del mundo. El grupo se llama Strong Her y en esa ocasión éramos solo 2 de Latinoamérica. De ahí nos fuimos a la costa sur de Francia e Italia. Estuvimos como 2 semanas. Y este año me fui a Nueva York  al Gran Fondo. Ahí fue cuando agarré el gusto por las distancias largas. Por eso me pasé a Portugal para hacer un recorrido de Porto a Lisboa y de ahí, a las Islas de Azores. Afortunadamente en todas estas travesías la Specialized me equipó.

En cuanto al canje, es bien sencillo. Mi perfil está orientado cien por ciento al ciclismo: subir fotos o usar los hashtag relacionados con mi cuenta. Soy bien libre en ese sentido. Me siento una embajadora natural de Specialized subiendo constantemente material a mi cuenta de Instagram @susan.barraza, contesta la deportista.

—¿Y qué haces como embajadora?

Con Specialized soy parte de Pedalea por Ti, un movimiento de ciclismo que busca que más mujeres se sumen y se motiven a pedalear no importando el nivel o la disciplina que practiquen. Para nosotros, si puedes pedalear, eres una ciclista. Además, con la marca estamos haciendo charlas gratuitas donde se habla de mecánica, incentivando a que las mujeres puedan aprender sobre sus bicicletas, sobre el arreglo de cámaras, consejos deportivos, etc. Y cada martes llamamos a que pedaleen junto a nosotros también.

El lado B de una ciclista

«Soy de La Serena y crecí en Alto del Sol hasta que salí del colegio. Luego, entré a estudiar la carrera de traducción en la Universidad de La Serena. Tengo una hermana gemela que es profesora de educación física y viajo cada dos o tres meses a ver a mis papás», cuenta.

Susan se muestra como una persona carismática, motivadora y comprometida con su carrera profesional, como traductora y también como ciclista. Se crió en el campo y nos comenta que aunque nunca fue deportista, alguna vez reflexionó sobre cómo se manejaba el tema del deporte en el lugar en que creció. «Me acuerdo que las clases en el colegio eran muy marcadas. Existían esas divisiones deportivas en que los hombres jugaban fútbol, mientras que las niñas, miraban. Algo bien retrógrado», recuerda.

Más grande también le llamó la atención ser cheerleader, pero fue recién en la universidad cuando conoció lo que significa tener disciplina deportiva. Aquí también conoció las artes marciales: «Esos fueron mis inicios», dice. «Estuve cerca de 9 años practicando taekwondo y obtuve muchas medallas pero era un deporte bastante estresante en el sentido de la exigencia», agrega.

Pero Susan también es traductora de inglés – español y trabaja en horario normal de oficina. Entrena a las 06:30 horas en su departamento y a veces, después del trabajo, pasa por el cerro tipo 19:00 horas, sobre todo si es verano. Además, cuenta que se enfoca precisamente en las carreras que quiere participar, por eso cuenta con un profesor que le envía un plan de entrenamiento para que pueda realizarlo durante la semana. «Trato de no autoexigirme. En running, simplemente corría y en ciclismo, siempre me asesoro con alguien que sepa, para así evitar lesiones», explica.

Ahora se prepara para el Gran Fondo que se hace en Chile y en Latinoamérica, mientras que el complemento ciclismo/trabajo siempre dependerá del jefe que tenga, comenta.

(Camilo Muñoz)

(Camilo Muñoz)

La vida en dos ruedas

«Tengo 33 años y a los 27 me inicié en el ciclismo. Creo que el tiempo no mide ni restringe lo que uno quiere hacer. Partir tarde con un deporte y dedicarle profesionalismo es la muestra más pura de que se puede realizar. Conozco mujeres que han empezado a los 40, 45 años, y por otra parte, no he conocido a nadie que haya decidido subirse a la bicicleta y que en este momento esté triste», comenta Susan.

Se inició en mountain bike con suspensión delantera. Pero en 2014 tuvo una fractura y optó por cambiar a una bicicleta de doble suspensión. También incursionó con las bicicletas de ruta pero lo hacía solo para entrenar, sin embargo, dice que le quedó gustando la sensación de recorrer varios kilómetros. «Así me fui quedando con ese tipo de bicicletas. Ahora tengo una mountain bike aro 29 de doble suspensión y tengo otra de ruta modelo Amira», detalla.

En cuanto a la ruta,  Susan  nos comenta que ésta siempre dependerá de cada objetivo. Por ejemplo, en el Gran Fondo, lo que vale es llegar a la meta durante un tiempo específico, pero sin perder el ritmo propio.

Su deseo es que más personas se acerquen al deporte, mientras que su meta es conocer más lugares, dice. No quiere ser campeona nacional de ruta, ni esas cosas.

Y en cuanto al ciclismo, opina que aún falta invertir más en los jóvenes. De esa forma, en 5 años más, podríamos tener corredores capaces de posicionarse en el top ten del mundo, piensa. «La verdad es que todos nos sacamos la mugre para poder competir, pero todo eso es mérito propio», recalca.

En todos los deportes, la lógica es invertir ahora para contar con una proyección, según ella. En este sentido, opina que Colombia ha hecho un muy buen trabajo creando instancias para que los competidores mejoren. También nos habla de Brasil, país donde ha notado un gran avance a pesar de que existen bastantes problemas para el costeo de este deporte, al igual que en Chile. «Me parece que hay que mirar qué ha resultado en otros países para implementarlo aquí», opina.

Para Susan, andar en bicicleta es como volar, volar bajito, pues dice esto le entrega un sentido de libertad único que la lleva siempre hasta donde la mente se lo permite. Uno de sus recorridos favoritos es el de Farellones, lugar donde ha hecho el ascenso sola. «Solo de esa manera, he logrado una conexión única donde he encontrado el momento preciso en que estoy conmigo», cuenta.

De aquí a unos 10 años más, cree que lo único que no cambiaría es la bicicleta. Su meta es seguir viajando, quizás pasar un tiempo fuera, pero siempre con la vida sobre dos ruedas.


Lugares Básicos para Mujeres que se Inician en el MTB

Pese a que existen muchísimos lugares por donde iniciar un recorrido en bicicleta, Susan nos recomienda el cerro San Cristóbal, pero hacer la ruta por el cemento. De ahí el Bike Park El Durazno, que cuenta con senderos diferenciados. El parque Las Palmas que cuenta con circuitos que son variados y muy manejables para iniciar.

También nos recomienda pedalear hacia Toyo al que puedes ir en cualquier bicicleta al igual que para Farellones, su recorrido preferido.

«Las mejores recomendaciones que puedo entregar es siempre agregar kilómetros, ser feliz y buscar la asesoría de algún profesional si es que tu propósito es ir mejorando», finaliza.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services