4 formas de hacer amigos mientras viajas

(Guy Kawasaki / Unsplash)

Porque una de las partes más difíciles de la aventura en solitario, también puede ser la más gratificante…

Para muchos, la idea de viajar solo por el mundo es emocionante e intimidante. Y si eres como yo, una de las cosas más aterradoras para ti será hacer amigos y conectarte con la gente local ¿Hablar con un desconocido en un lugar totalmente nuevo, tal vez en un idioma que no sea el tuyo? Durante años, ese pensamiento solo me hizo temblar.

Pero estoy aquí para decirles que la mejor y más gratificante parte de los viajes en solitario, a menudo, son los amigos que se hacen en el camino. Después de todo, nada une más a las personas que una experiencia de viaje compartida.

Pero, ¿cómo haces para lograrlo? Gracias a una década de viajes internacionales en solitario, hoy guardo algunos consejos para hacer amigos en el camino:

Haz muchas preguntas a todos los que conozcas

Descubrí que cuanto más curiosa soy, más gente conozco y esto implica hacer muchas preguntas ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que alguien no te responda y te mire como si te hubiera crecido una segunda cabeza? Claro, eso puede suceder, pero a menudo te sorprenderás…

Sigue el rastro de la diversión

Cada vez que llego a un nuevo lugar, examino los carteles y letreros pegados en paredes de cafés, bares e incluso postes, en busca de eventos, conciertos y espectáculos geniales. Siempre me pregunto: ‘si yo viviera aquí, ¿a dónde iría?´ Y luego me llevo allí. Esta es una excelente manera de alejarse de todos los puntos turísticos y de llegar hasta los vecindarios donde los lugareños realmente pasan el rato. Es probable que no solo hagas algunos amigos, sino que también, puedas conocer la ciudad por la que te atreviste a cruzar la mitad del mundo.

Tómate tu tiempo

Una de las mejores maneras para hacer amigos es simplemente disminuir la velocidad, pues realmente es difícil conocer a alguien si estás en un lugar nuevo cada noche. Me tomó años aprender esta lección. Cuando comencé a viajar, era como un bebé que lo veía y lo quería todo. Ahora, en lugar de correr para lograr marcar todos los puntos de mi lista, encuentro más valor en alquilar un departamento o una casa y quedarme en un lugar por más tiempo. Finalmente, cuando compras la fruta a la misma mujer de la tienda o cuando tomas tu café de la mañana en la misma cafetería, no puedes evitar crear conexiones.

Di que sí a cada oportunidad

Puede parecer obvio, pero cuando me mudé de casa y fui en busca de nuevos amigos, mi filosofía personal era decir que sí a todo, ya fuera una aventura en las montañas o simplemente pasar el rato en el lago. De una vez por todas, atrévete a decir que sí y observa lo que pasa…

¿Listo para hacer nuevos amigos?

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services