La peor manera de viajar es cómodamente

No hay lugar como el hogar, y eso es algo bueno.

¿Alguna vez notaste que cuando vas a un nuevo lugar, todo es un poco menos conveniente de lo que es en tu vida diaria? ¿Desembalas y reembalas constantemente, tu rutina diaria está completamente dispersa e incluso las decisiones más pequeñas requieren de una reflexión y/o planificación adicional?

A veces, dependiendo de a dónde vayas, las personas no hablan el mismo idioma que tú, las tomas de corriente no se adaptan al cargador de tu teléfono, los alimentos que te gusta comer son difíciles de encontrar (o no existen), y puede que no sepas leer ninguno de estos nuevos signos. La vida diaria es más… complicada, ¿verdad?

Esta es una estrategia para perder el sentido del viaje: intenta recrear tu «vida normal» de todas las formas posibles y espera a que eso te haga feliz. Los síntomas de esta estrategia incluyen enormes maletas llenas de cosas para aliviar las ansiedades y los sentimientos de frustración, nostalgia y decepción.

Puedes viajar a muchos lugares del mundo y buscar hasta encontrar el café que tomas por la mañana, encontrar muchos de los mismos restaurantes en cadena, y alguno que otro de los productos de siempre (Coca Cola, Doritos, etc). También puedes viajar a muchos lugares del mundo y sentirte frustrado cuando no puedas encontrar estas cosas, o cuando no te entiendan el español. Y esta sería una forma bastante pesimista de experimentar un nuevo lugar.

Entonces, ¿cómo viajar idealmente? Una forma de hacerlo es descubrir que no eres el centro del universo y que el mundo no gira en torno a tus necesidades y deseos. De hecho, existen lugares donde ni siquiera reconocen grandes partes de tu cultura, y mucho menos giran en torno a ella.

Todos hablamos sobre la idea de «salir de su zona de confort». Pero, ¿qué significa eso realmente? ¿Significa no poder obtener un moca helado cada mañana? ¿Significa salir y no hacer reservaciones de alojamiento en ningún lugar antes de llegar? ¿Aprender un poco un idioma con la esperanza de recibir la humildad adicional, los gestos, las sonrisas y la amabilidad de los extraños? Mira, no estoy diciendo que tengas que tirar tu billetera por la ventanilla justo después de aterrizar en el aeropuerto de un nuevo país, pero debes permitirte un poco de inmersión ¿Realmente quieres volver a casa, tal y como la misma persona que eras antes de irte?

Las mejores experiencias de viaje causan un poco de incomodidad y un poco de confusión, lo que permite dar con nuevas perspectivas. En síntesis, para permanecer en un lugar donde puedas sacar buenas historias y fotos, debes ponerte un poco a merced del universo. Todos tus vuelos no estarán a tiempo y las cosas no siempre irán de acuerdo con tu idea sobre lo que debe ser un viaje.

Si intentas programar todo, es probable que algo se desintegre en algún momento, e incluso si no lo hace, no te estarás permitiendo ningún momento para simplemente existir en el lugar.

No puedes controlar todo, pero puedes aprender a abrazar parte del caos.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services