La mejor dieta de vacaciones no es una dieta

(Stocksy)

¿Nuestro consejo para mantener tus metas de nutrición y de entrenamiento para esta temporada de vacaciones? 
Relajarse…

Existen innumerables formas de reducir las calorías y de mantener el plan de entrenamiento perfecto durante la temporada de vacaciones. Podemos equilibrar los alimentos pesados ​​con ensaladas y verduras o poner la alarma temprano para salir a correr antes de que la familia se despierte. Pero, ¿cuál es la mejor manera de mantenerse sano y en forma? La respuesta es simple: relajarse.

“La comida no es algo en lo que debas pensar todo el tiempo”, dice Heather Caplan. Según la dietista, nutricionista, corredora de distancia y ex entrenadora de carreras de rendimiento, las vacaciones pueden hacer mucho más que unos pocos entrenamientos perdidos. Ella aconseja pasar la temporada sin sentir culpa o estrés debido a la comida o el ejercicio.

Deshazte de la restricción

Para Heather, los humanos no respondemos bien a la escasez, ya que limitar el consumo de ciertos alimentos podría llegar a provocar una sensación de ansiedad  o de insatisfacción (como si hubiéramos comido zanahorias toda la noche, mientras que todos los demás disfrutaron de galletas). Caplan aconseja lo siguiente: “piensa en los alimentos de esta temporada que te entusiasman y concéntrate en saborearlos. Date permiso de comer lo que te gusta y omite lo que no te gusta”.

Come, bebe y sé feliz. (Stocksy)

Come, bebe y sé feliz. (Stocksy)

Dale a tu cuerpo un descanso y flexibiliza la práctica

“Puedes dedicarte a tu entrenamiento sin poner totalmente tu vida en espera”, dice Caplan, pues siempre van a ir surgiendo cosas, planificadas o no. Además, si estás pasando por momentos familiares tensos, dinámicas desafiantes o cuadros de estrés, no lo subestimes. “Baja un poco la intensidad o el kilometraje. Solo asegúrate de no estar trabajando demasiado en tu cuerpo”, aconseja.

Recuerda: es solo una fase

“Trata de mantener cierta flexibilidad durante las vacaciones, especialmente si no tienes una carrera por delante y si no estás en medio de un ciclo de entrenamiento máximo”, dice Caplan.  Finalmente, el cuerpo se recalibrará  y se acostumbrará porque somos fluctuantes, y el verano es solo una etapa. “Nuestros hábitos y nuestro estilo de vida van y vienen”, concluye la corredora.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services