Fiesta de aves en América Latina

Foto: Paolo Ávila

La cálida Colombia abrió sus alas para recibir la VIII Feria de Aves de Sudamérica. La localidad de Caldas anidó a las más de 1000 personas que llegaron desde 25 países. Una parvada migratoria que agrupó a estos fanáticos del aviturismo entre el 1 y el 5 de noviembre de 2018.

Para entender esta fiesta latina primero hablemos de lo que la motiva, el aviturismo. Este consiste en recorrer lugares mientras miras las distintas especies de aves que tiene cada país. La idea es intervenir lo menos posible el entorno, conectarse con la naturaleza y ver a los ejemplares en libertad.

La Feria de Aves de Sudamérica es una fiesta, donde fanáticos de distintos países pueden reunirse para recorrer, disfrutar y conocer a las especies endémicas de cada país. Es por esto que Horacio Matarasso, director actual de la feria, cuenta que la idea nace de juntarse, de conocer las realidades de los otros países y disfrutar de la gran variedad de especies que tiene cada lugar.

Sería Colombia la encargada de recibir a estos fanáticos en esta edición, mostrando la calidez de su gente, clima y especies a todos los asistentes.

P.A.-9881

“El desarrollo fue excelente, tuvimos una cantidad de asistentes que ascendió a más de mil personas”. – Foto: Paolo Ávila

¿Por qué elegir Colombia?

El Recinto para el Pensamiento, una reserva natural con 179 hectáreas ubicada en Manizales, capital del departamento de Caldas, fue el lugar elegido para la ocasión.

Mónica Londoño, directora para Colombia de la organización de la octava edición, cuenta las cualidades del país para observar aves.

“Es un país con tantos pisos térmicos, tantos climas y tantos tipos de bosques, que nos permite tener gran biodiversidad. Tener la Cordillera de los Andes nos genera tener ecosistemas diferentes los unos de los otros, que nos ha permitido tener unas especies muy diferentes las unas de las otras, tener aves endémicas, casi endémicas y recibir aves migratorias”, contó Londoño.

P.A.-9932

“Es un país con tantos pisos térmicos, tantos climas y tantos tipos de bosques, que nos permite tener gran biodiversidad”. – Foto: Paolo Ávila

En Colombia el evento dejó buenas sensaciones, esto debido a que el país, específicamente Caldas ha invertido en el aviturismo para aprovechar sus condiciones naturales. Esto les permitió realizar un evento de la magnitud que tuvo la VIII Feria de Aves de Sudamérica.

“El desarrollo fue excelente, tuvimos una cantidad de asistentes que ascendió a más de mil personas, algo que, si bien es cierto la feria viene creciendo cada año, pues en comparación con años anteriores el número de visitantes fue muy importante. La feria, en tema digamos de agenda, logística, apoyo institucional fue muy fuerte y muy efectiva, razón por la cual logramos tener un evento de esta magnitud”, sentenció desde Caldas, Colombia, Mónica Londoño.

P.A.-9937

Foto: Paolo Ávila

¿Cómo está Chile?

Actualmente en el país hay alrededor de 500 especies diferentes de aves que se distribuyen a lo largo del país. Similar a la variedad de especies que hay, son los roles que ellas cumplen en el ecosistema nacional. Dependiendo del clima en el cual te encuentres, y la zona del país, es los tipos que podrás observar.

El ornitólogo, coordinador científico del Centro de Humedales y coordinador del Código de ética para el avistamiento de aves, Jorge Tomasevic, habla sobre la variedad de aves que hay en el país.

“Chile tiene la ventaja de que, si bien tenemos pocas especies comparado con otros paíces, tenemos especies que son bastante difíciles de encontrar en otros países. Osea hay, por ejemplo carpintero Magallánico, carpintero negro también se llama y es una especie que solo se ve en el bosque patagónico chileno-argentino. Entonces hay gente que va a viajar largas distancias para venir a verlo”, dijo el licenciado en ciencias forestales de la Universidad de Chile.

El presidente de la feria, Horacio Matarasso describe el escenario chileno y recuerda la Feria del año 2017, que se desarrolló en suelos nacionales.

Grallaria milleri - Tororoi de Miller - Cotelco-Wladimir 01

Grallaria milleri /Tororoi de Miller – Foto: Wladimir Cotelco

“Chile siempre ha mirado a sus aves, quizás desde puntos de vista diferentes a la observación de aves clásica. Pero cuando se hizo la Feria de Aves en 2017 vimos un fervor muy especial. Incluso algunos invitados de otros continentes comentaron la alegría de la gente de Chile y en particular llamó la atención que la edad promedio fue mucho menor a los encuentros en otros continentes, augurando un crecimiento fenomenal para el futuro”, agregó el fundador de la feria desde Buenos Aires.

Ambos están de acuerdo en el potencial que tiene Chile, pero para convertirse en potencia aún falta tanto culturalmente como en materia de prevención.

“Si uno le pregunta a cualquier persona en la calle, probablemente podrán nombrar 10 especies en total y del gran número de especies que tenemos queda harto por descubrir. Que espero que la gente aprecie más lo que tiene en un futuro”, detalló Tomasevic sobre el conocimiento que tienen los chilenos sobre la fauna aviar nacional.

Horacio Matarasso, quien preside la feria y, además, ha realizado numerosos aportes a la ornitología latinoamericana. Destacando el descubrimiento de dos especies nuevas para Argentina, como son la tenca y el choroy. Habla sobre la conservación de los ecosistemas y de las aves en Chile y el continente.

Oxypogon stubelii - Chivito de Paramo - Wladimir Giraldo 02

Oxypogon stubelii /Chivito de Paramo – Foto: Wladimir Giraldo

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services