Así vivimos el Master de Boulder

La décimo segunda versión del The North Face Master de Boulder, contó con lo más destacado de la escalada nacional, además de grandes invitados internacionales como: Matt Segal, Matty Hong, Daniel Woods y Kyra Condie.

La jornada partió temprano en el Parque Bicentenario de Vitacura. La gente llegó en familia para observar la competencia de escalada más importante del continente. El sol pegaba fuerte desde temprano, y la gente se refugiaba bajo la sombra de los árboles del parque, a la espera del comienzo de la prueba.

013A9517 2

Un extenso muro con las dimensiones oficiales de las  Copas del Mundo IFSC, con cinco metros de alto y treinta metros de ancho era el centro de todas las miradas, el cual tenía la impresionante forma de la cabeza de un oso, decorada con diferentes colores y formas. Este iba a ser el lugar donde, en unas horas más, los flamantes finalistas se jugarían el título.

Todo el entorno que rodeaba el escenario daba la sensación de estar ligado al deporte. En un costado se encontraban varias stackline (cintas para hacer equilibrio) en donde grandes y chicos se ponían a prueba, algunos con más talento que otros. Otras personas paseaban a sus mascotas o se acercaban a los numerosos puestos de comida presentes en el lugar, desde foodtrucks hasta sencillos puestos al costado del camino que llevaba al escenario principal.

013A9157 2

Según fuentes oficiales, cerca de cinco mil personas llegaron al recinto en Vitacura, número que se notó cuando comenzaron los shows musicales y la gente se acercaba cada vez más a la tarima. Primero Cristofebril y Razek, dos raperos chilenos, animaron al público con una competencia de freestyle en el marco de la próxima Red Bull Batalla de los Gallos que se realizará este año. Luego de su presentación, el cantante Bronko Yotte mostró sus mejores éxitos, los cuales estará presentando en Lollapalooza esta semana.

Los shows cumplieron con su objetivo y rápidamente un cúmulo de gente llegó a sentarse y esperar el inicio de la gran competencia, la cual empezó cerca de las seis de la tarde. Los deportistas salían desde el centro del escenario con forma de oso bajo la ovación del público, y con la presión de 10 mil ojos que observaban todos los movimientos con los que procedían.

Gritos, vítores y aplausos colmaban la actuación de cada deportista, llegando al momento cúspide en el momento en el cual el chileno Benjamín Ayala logró encadenar el último de los cuatro boulder de manera fantástica. El escalador gritó al cielo levantando los brazos, alzándose como campeón en los varones, mientras que la estadounidense Kyle Condie se impuso entre las mujeres en una reñidísima competencia en la cual superó a las nacionales  Muykuay Silva y Soho Langbehn.

013A0043 2

El flamante ganador

Pudimos hablar con Benja Ayala días después de su gran victoria, la cual según él, no esperaba. Admite entre risas de que hasta el mismo se sorprendió de su nivel: “No esperaba ganar, sabía que era posible porque ya había estado pasando a finales varios años seguidos, un año estuve en tercer lugar. Después de eso creo que me ponía más nervioso por haber hecho podio, pero venía haciendo finales y sabía que podía hacer podio de nuevo, sabía que era una posibilidad, pero no sé si ganar. No era para nada mi objetivo en esta competencia”, señala.

“El nivel del resto fue súper fuerte, me sorprendió el Diego Lequerica, ya lo conocía hace tiempo, habíamos compartido otros viaje de escalada y nos habíamos topado en copas del mundo y entrenando en Europa. Es súper fuerte pero llego muy fuerte este año. También trajeron a varias máquinas como Daniel Woods así que igual te asustas un poco por los nombres de la gente que traen”, indica.

Para él, el cambio de mentalidad fue uno de los grandes factores por los cuales obtuvo su victoria: “Antes cuando no me iba bien me nublaba, me picaba y al final no aprendía nada de la experiencia de lo que había pasado. Ahora estoy mucho más abierto a eso y en la semifinal pasé primero por mucho más que los otros. Dije que iba a ir con la mente clara en mi objetivo que es escalar bien y ponerme a prueba, como si fuese una copa del mundo y hacerlo lo mejor posible, y sea el resultado que tenga que traerme, así será”.

013A9734 2

Luego de la semifinal, las expectativas sobre su nivel y un posible primer lugar en la final se tradujeron en nervios para Benja. No quería defraudar, pero tampoco apresurarse en lograr su objetivo. Era el último escalador en salir y sus nervios crecían a medida que cada deportista salía por el oso y escuchaba los gritos del público.

“En el primer boulder estaba súper nervioso pero hice todo lo que tenía que hacer. No me salió el boulder pero tácticamente no me exigí al máximo ya que era el primero y quedaba mucha competencia”. Pasó el segundo, el tercero, y encadenó perfectamente el cuarto. Sin pensarlo, había ganado.

“No me la creía, hasta hoy han sido diferentes sensaciones. “Bueno gané el master” pensé, y como no era mi objetivo no lo sentía tanto, así que no estaba tan conforme y se me olvidó el evento que es y lo que ha sido para mí el Master, que ha marcado mi trayectoria como deportista. El 2014 fue mi primer master y no hice ni siquiera un bono en las clasificatorias”, señala.

“No estaba tan contento como quizás debí haber estado, la gente me decía “hueon ganaste el master”, mis conocidos y familiares. Después lo fui asimilando, que lo gané y que esta competencia es importante”, finaliza.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services