El diamante en bruto del kitesurf

Todas las fotos por Paolo Ávila

Valentín Rodríguez, a sus cortos 16 años, se ha consagrado como una de las mayores figuras del kitesurf, dejando a vista de todo el mundo y muy en alto, la bandera colombiana.

En la ciudad de Cali (Colombia), ubicada en el Departamento Valle de Cauca, creció una de las mayores promesas que tiene hoy el kitesurfing a nivel mundial. Valentín Rodríguez, de 16 años, surcaba desde muy pequeño las aguas del Lago Calima acompañado por su padre y su tío, ambos practicantes de windsurf. Pero rápidamente descubrió que él prefería otro tipo de vértigo y velocidad.

En el kitesurf debes deslizarte rápidamente por el mar usando una cometa de tracción, mezclando varios elementos como equipo, tabla, cometa y viento, este último como personaje principal, además de uno mismo. Según Valentín, “eso es lo que más disfruto, esa mezcla de sensaciones fuertes, esa mezcla de libertad, esa adrenalina que me brindan los retos que me da este deporte”.  

La modalidad que le apasiona es el freestyle, categoría donde debe realizar trucos de gran complejidad usando la potencia de sus piernas, la tabla y la cometa. “Se trata de hacer trucos elevados de gran dificultad con giros hacia la derecha y hacia la izquierda, y existen diferentes grados de dificultad en ese proceso”, comenta Valentín, quien practica esta modalidad desde que empezó, a los 10 años.

P.A-4748

Es por esto que hace un tiempo se dedica de manera profesional y casi en un cien por ciento a este ejercicio, dejando el colegio para estudiar de forma online, esfuerzos que lo han llevado a ser el quinto mejor del mundo en la modalidad de freestyle, gracias a que en la temporada 2018 sumó la gran cifra de 1.730 puntos. Todo un logro para su edad.

P.A-4772

Sus padres lo han apoyado en sus decisiones y han sido un pilar fundamental en su carrera, la que, a pesar del gran éxito que ha cosechado y las buenas marcas que ha dejado internacionalmente, sigue sin tener un apoyo financiero. “Por el lado de sponsor toca seguir buscando mucho porque esta es una carrera que realmente no da mucha plata, pero si da mucha alegría. Espero lograr patrocinio de la empresa privada y por qué no, de parte del Estado algún día”, dice.

P.A-5017

Pero, aparte de las barreras económicas, el apoyo de la federación tampoco ha sido lo que espera. “Lastimosamente esta modalidad de freestyle todavía en Colombia no es reconocida como tal, entonces no hay un apoyo económico. Falta apoyo por parte de la empresa privada y por parte del sector público pues, el apoyo no es suficiente, entonces necesitamos movernos más para conseguir recursos”, comenta.

P.A-5852

Sin embargo, nada lo desmotiva. Sabe que su futuro promete y que él no puede quedarse quieto. Ahora, se concentra en entrenar en  la Isla de Bonaire con su equipo y de ahí partir a Francia para competir en la copa del mundo junior. Además, a la semana siguiente –el próximo 20 de abril- comienza la copa Pro de Freestyle en la ciudad de Leucate, muy cerca de Samper, al sur de Francia.

P.A-5042

“Mis objetivos inmediatos con el kitesurfing son poder lograr podio este año, que es lo único que me ha faltado, y hacer podio en la Pro. Llegué a la final en Turquía este año pero quedé en el cuarto puesto. Tuve el infortunio de perder el tercer puesto y bueno, la meta próxima es hacer podios y seguir entrenando muy fuerte, algo que no me molesta porque lo hago con mucha pasión”, finaliza.

Compartir

scriptsell.neteDataStyle - Best Wordpress Services